Barrio Judío

Barrio Judío

La judería placentina se ubica en torno a las calles Coria, Zapatería y Trujillo, constituyendo estas dos últimas los auténticos ejes sobre los que se vertebraba la misma.

La presencia de los judíos en Plasencia es conocida desde el Fuero (1189), otorgado por Alfonso VIII, en el que hay referencias claras a la población judía. En él se menciona la existencia de una judería en la ciudad con alusiones a prácticas de tipo religioso. Ya en el siglo XV, la aljama placentina podía rondar las 200 familias (entre 900 y 1000 habitantes) con una gran sinagoga en el lugar llamado la Mota, situada en lo que es actualmente el Palacio del Marqués de Mirabel, y el Convento Dominico de San Vicente Ferrer (Parador de Turismo).

A mediados del siglo XV D. Álvaro de Zúñiga expropia esta zona a los judíos para construir el mencionado convento. Tanto la Sinagoga y dependencias anejas, como las casas adyacentes, son derribadas. Los judíos habitantes de ese sector de la ciudad se reinstalarán en distintas áreas de la misma, edificando una nueva Sinagoga en la actual Plaza de Ansano, hacia la calle Trujillo. Esta nueva Sinagoga estará en funcionamiento hasta la expulsión en 1492, momento en que pasó a ser Iglesia de Santa Isabel, destruida en 1521.

Extramuros de la ciudad, en la zona conocida como El Berrocal, se ubicaba el antiguo cementerio judío, del que aún se pueden ver restos de tumbas excavadas en la roca y que pasará a convertirse en Jardín-Cultural de Plasencia.

En recientes excavaciones arqueológicas, llevadas a cabo en el Convento de San Vicente Ferrer, se ha podido confirmar la presencia de población judía en esa zona con aparición de elementos pertenecientes al mundo hebreo, como restos de la fiesta de Hanukkah (conmemoración de la purificación del templo de Jerusalén) o un Yad (indicador de lecturas sinagoga) de bronce, pieza que es de uso exclusivo en las sinagogas. Estos hallazgos de podrían encuadrar entre los siglos XIII y XV.

En Plasencia puedes disfrutar de esta experiencia en la que podrás visitar las edificaciones más emblemáticas de esta localidad, no sin pasar antes por El Palancar y por Coria.

Lugares que Visitar en Plasencia