Alcázar de Alcántara

Alcázar de Alcántara

El origen de la población es el puente sobre el río Tajo construido por los romanos en época del emperador Trajano.

La época visigoda debió ser una continuación de la romana. Durante esta época la localidad fue llamada Ovila u Oliva.

Su estratégica posición hizo que los musulmanes establecieran un enclave en el medievo, levantando para su defensa una fortaleza con alcázar y muralla. A la plaza la llamaron Cantara as Saif (Puente de la Espada), y de ahí procede el nombre actual de la localidad.

Tras la conquista cristiana en 1213 por el rey leonés Alfonso IX, fue donada a la Orden de Calatrava en 1214, pero la distancia a sus dominios hizo que cuatro años más tarde renunciara, por lo que en 1218 el rey la donó a la Orden militar de San Julián de Pereiro, que trasladó aquí su Casa central y pasó a llamarse Orden de Alcántara.

En los siglos siguientes, el antiguo alcázar musulmán fue siendo sustituido por edificaciones levantadas por la Orden de Alcántara, culminando en los siglos XV y XVI con la transformación de la fortaleza, de la que aún se conservan algunos vestigios, en el convento de San Benito.

Por esa época se construyó un nuevo castillo adaptado al fuego de artillería, que sufrió algunas reformas.

La localidad participó en conflictos fronterizos, siendo incluso tomada por las tropas portuguesas, lo que motivó el refuerzo de la plaza con una muralla abaluartada de la que quedan numerosos baluartes, así como una torre, la Torre del Oro, y defensas fusileras en el lado opuesto del puente.

En Alcántara también podrá disfrutar de alguna de nuestras experiencias, como por ejemplo: tiro con tirachinas, tiro al blanco, tiro con arco, paintball o actividades acuáticas.

Lugares que Visitar en Alcántara